lunes, 5 de septiembre de 2011

Selección de Procesos Productivos

De la publicación Selección de Procesos

Adaptación de Claudio Valenzuela

Lineamientos Generales para establece la Selección de Procesos Productivos

Para establecer los procesos de una industria, cualquiera sea su área de desarrollo, debemos considerar varios puntos esenciales para su funcionalidad.


Cada proceso siempre parte con una etapa en la que se plantea la idea de producción. Es en este punto donde el rol de Ingeniero Industrial es sumamente importante, porque se comienza a ejecutar la estructura del proyecto, donde se revisan los posibles procesos de mejora continua, los nuevos mercados y las nuevas tecnologías que se pueden comenzar a utilizar.


Posteriormente, se deben evaluar y realizar todos los análisis técnicos para revisar si la idea planteada es o no es factible. Por lo tanto, en esta etapa comenzamos nuestra evaluación y la selección de los procesos de manufactura, los que estarán afectados por temas tanto técnicos como económicos que ya se habían planteado en el comienzo del proyecto.


Luego, una vez analizada la viabilidad del proyecto, comenzará a tomar forma al ser implementado dentro de la fábrica, poniéndose en acción los lineamientos generales de la estructura del proceso productivo.


Esto sin embargo, debe ser constantemente monitoreado y evaluado en las etapas de control, para revisar si las estrategias de producción planteadas son válidas, tanto rentable como técnicamente para la producción del producto final.




Planteamiento de la Idea o Propuesta Productiva

La primera fase de la selección del proceso a realizar el buscar la funcionalidad del producto a manufacturar, considerando los materiales que se utilizarán en el proceso de producción del mismo. Definido este paso, es de vital importancia visualizar los posibles caminos de implementación del proceso, los que finalmente serán limitados considerablemente dependiendo de los materiales que se utilizarán. El proceso a seleccionar debe satisfacer y ser capaz de satisfacer los requerimientos funcionales del producto, las velocidades requerías de producción, la optimización de materias y recursos, minimizando la máximo los desperdicios. Al mismo tiempo, el proceso debe ser definido en la menor cantidad de pasos productivos posible, con el propósito de que el producto sea conseguido en la menor cantidad de tiempo posible. Debemos considerar también que el diseño de ingeniería debe ser flexible ante posibles ajustes y cambios. Por último, pero no menos importante, debemos privilegiar siempre la seguridad de los trabajadores en la selección de un proceso.


Es aquí en donde comenzamos a determinar qué tipo de proceso utilizaremos, dada el tipo de producción a realizar, los volúmenes, etc. siendo los más conocidos: 
  1. Procesos Intermitente 
  2. Procesos Continuos  
  3. Procesos por Proyecto

En esta etapa, principalmente, se realiza la especificación de las entradas (materia prima, materiales, etc.), operaciones, flujos de trabajo, métodos, personal y equipos necesarios para la producción de bienes y servicios y con ella podemos determinar: 

  1. Cuando se va a ofrecer un bien o servicio nuevo
  2. Cuando se modifica un producto
  3. Cuando surge una nueva tecnología

Análisis de producción


La segunda fase de la selección del proceso debe analizar los costos variables en relación con todos los recursos necesarios. Esta etapa es de vital importancia y determinará, tanto la competitividad del producto a comercializar, así como la sustentabilidad del mismo en el mercado.


El costo unitario de los materiales es un factor importante cuando los métodos que se comparan incluyen el empleo de diferentes cantidades o diferentes formas de diversos materiales, así como también los costos de la mano de obra directa.


Por otra parte, el número de operaciones de manufactura requeridas para terminar una pieza es, quizá, la determinante individual más grande en el costo de la mano de obra directa. En este punto, el análisis detallado de la incorporación de tecnología se hace sumamente importante dado el nivel de operaciones autónomas que estas pueden efectuar sin la intervención humana.


No debemos descuidar dentro del análisis, el costo de la energía eléctrica, gas, vapor, refrigeración, calefacción, agua y aire comprimido, debido a que estas son sumamente importantes en cuanto a calcular en forma específica al haber diferencias considerables en cuanto al costo de cada elemento.


Cuando se está haciendo la selección de un proceso, se debe considerar también, el costo del capital invertido en la máquina que va a producir la pieza. En los cálculos de costo unitario se debe asignar a cada unidad de producto un porcentaje de la inversión de capital basado en la duración y producción, esperados con el equipo.

En este punto aparecen herramientas sumamente efectivas, que permiten realizar un modelamiento general y casi acabado de las actividades y operaciones que estarán relacionadas con la producción; los diagramas de flujos. Estas herramientas nos permiten establecer una comprensión del proceso al mostrarlo como un dibujo, identificar problemas y  oportunidades de mejora del proceso, siendo una excelente herramienta para capacitar a los empleados
 Acción de producción


La tercera fase es la operación misma del proceso, donde ya podemos comenzar a visualizar en forma real la factibilidad productiva y el análisis del proyecto efectuado



Medición de producción

La cuarta y última es el control del proceso, en donde visualizaremos los siguientes conceptos:
  1. Productividad: Relación entre la producción obtenida por un sistema productivo y los recursos utilizados para obtener dicha producción. 
  2. Capacidad diseñada o proyectada: Tasa de producción ideal para la cual se diseñó el sistema. 
  3. Tasa de uso de la capacidad Grado en que una empresa utiliza su capacidad productiva. 
  4. Calidad: Dada por el número de productos defectuosos identificados tanto internamente o externamente y la cantidad de desechos producidos por el proceso. 
  5. Velocidad de entrega: Definida por el tiempo de suministro que es el tiempo desde que se encarga el producto hasta que el cliente lo recibe y la variabilidad de los tiempos de entrega (disminuirla para así disminuir la incertidumbre del cliente). 
  6.  Flexibilidad: Tiempo en que un proceso requiere para pasar de elaborar un producto a otro. También definida por la ccapacidad del proceso para elaborar más de un producto a la vez. Cuantos más productos puedan hacerse simultáneamente, más flexible es el proceso.

Es sumamente que en esta etapa se controlen las variables tales como cantidades de producción máxima y almacenamiento, para administrar de mejor manera los productos fabricados.

Herramientas como sistemas de inventario, control de despacho y venta se hacen totalmente necesarias para la correcta administración de la producción, así como también la capacitación del personal del área responsable.




Presentaciones de otros autores
  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada